No todo es TDAH

El TDAH en los últimos años ha sido sobrediagnosticado por falta de una evaluación exhaustiva y de unos profesionales con formación específica del trastorno. Es importante hacer un adecuado diagnóstico diferencial porque no todo es TDAH

Sonia Alvarez

23 mayo 2018

El TDAH es uno de los trastornos más comunes del neurodesarrollo que se diagnostica en la infancia y que puede continuar en la etapa adulta. Su diagnóstico requiere de un profesional de la salud especialista (psiquiatra, neuropediatra, psicólogo clínico..) que realice una anamnesis completa ayudándose de varios instrumentos de evaluación. Es imprescindible tener en cuentas distintos ambientes ( escolar/ hogar).

Para diagnosticarse un TDAH el niño tiene que cumplir los criterios que propone el DSM 5.  ( puedes verlos aquí   https://www.fundacioncadah.org/web/articulo/diagnosticar-el-tdah-dsm-5.html), pudiendo distinguirse 3 tipologías: el TDAH inatento, el hiperactivo-impulsivo y el combinado (inatento+hiperactivo)

El pasado año vi a un niño en mi consulta al que derivaban por sospechar de TDAH. La queja fundamental de su madre era que tenía mal rendimiento escolar y que no se centraba a la hora de hacer los deberes. En la entrevista, la madre me dijo que el niño por las tardes se encargaba de estar pendiente de su hermano pequeño. ¿Cómo no iba ese niño a sacar malas notas? ¿ Cómo no iba a estar desconcentrado en las tareas? El resto de pruebas que se le realizaron confirmaron que el niño no tenía TDAH, sólo necesitaba un espacio y tiempo para poder hacer los deberes y no tener responsabilidad alguna sobre el cuidado de su hermano pequeño.

El TDAH en algunas ocasiones es sobrediagnosticado. Conviene hacer un buen diagnóstico diferencial porque no todo es TDAH.

 

¿ CON QUÉ PUEDE CONFUNDIRSE EL TDAH?

 

-Un trastorno de ansiedad. Si el niño está preocupado por algo manifestará una falta de concentración como consecuencia.

-Discapacidad intelectual. El niño puede tener dificultad para aprender, falta de comprensión que puede confundirse con una falta de atención. En estos casos es imprescindible hacer un test de inteligencia.

-Un cuadro adaptativo. Si el niño ha sufrido una pérdida reciente o un cambio brusco en su vida, es lógico que esté más intranquilo o distraído.

-Consumo de tóxicos en adolescentes. El consumo de cocaína puede producir alteraciones en el comportamiento como conductas impulsivas e hiperactividad.

-Otros: trastorno bipolar, trastornos de conducta…

¿Te gustó mi artículo? Podrás recibir más consejos y trucos directamente en tu email

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.cambiatuemocion.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.cambiatuemocion.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.

Suscríbete a mi Boletín ¡GRATIS!

Y recibe todos mis posts con los temas que más te interesan.

Contacta conmigo